Etiquetas

, ,

En principio, parece una osadía ir a hablarles de plantas prisioneras de su medio ambiente a personas privadas de su libertad. Pero ha sido en el Centro Penitenciario de Albolote, en Granada, donde he tenido uno de los públicos más agradecidos, respetuosos y entusiastas para una de mis conferencias sobre ESTRÉS VEGETAL. Fui invitada por la Asociación ENTRELIBROS, que, además de la coordinación de grupos de lectura en ese centro, organiza encuentros mensuales bajo el título de  “Librepensamiento”. En su libro Consolación de la Filosofía, escrito en prisión, al filósofo de la antigua Roma Boecio se le aparece la Filosofía como una dama que le alivia de sus angustias; ¿por qué otra dama, la Ciencia, no iba a poder traspasar todas las puertas, salvar los obstáculos y dialogar con los internos de los módulos de respeto de Albolote sobre plantas que sufren de estrés por falta de agua, exceso de sol o infecciones varias? La discusión posterior a la charla fue muy estimulante; hubo preguntas sobre plantas transgénicas y cambio climático que hubieran necesitado de más visitas y nuevas charlas.

Boecio

La cuestión de si las plantas eran capaces de captar la energía negativa de las personas sirvió para hablar de plantas fitorremediadoras, aquellas que sí captan los contaminantes que nos rodean, y del Corredor Verde del río Guadiamar en el 16 aniversario de la catástrofe ecológica de Aznalcóllar.

Y surgió la inevitable polémica: ¿hay que ponerles música a las plantas o hablarles? Aunque traté de destruir la leyenda, me hubiera gustado tener más tiempo para explicarles investigaciones como las del grupo de Mónica Gagliano sobre comunicación acústica -percepción y emisión de sonidos- en plantas, aunque sí les adelanté que había estudios que apuntaban a que los vegetales podían captar las vibraciones.

Cuando alguno de mis oyentes mencionó a su madre acariciando las hojas de las plantas, no pensé sólo en plantas como la Mimosa púdica o la Venus atrapamoscas, que reaccionan al tacto, sino en estudios recientes sobre cómo la minúscula Arabidopsis responde al contacto produciendo una hormona vegetal que en última instancia la protegerá frente a infecciones por patógenos varios. Y tuve la tentación de volver en un futuro para explicarles las últimas investigaciones en posibles receptores a estímulos mecánicos o sonoros.

Venus_Flytrap_showing_trigger_hairs

Al final de la charla, aterrizamos en la mitología. Les conté cómo Ceres, la de la corona de espigas de trigo, la diosa de la agricultura, irritada por el rapto de su hija Proserpina, abandonó sus funciones y los campos quedaros malditos, tal y como se describe en Las metamorfosis deOvidio:

Ceres

La fertilidad de esa tierra, divulgada por el ancho mundo, no tiene vigor y es falsa: las mieses mueren al brotar las primeras hierbas, y unas veces se adueña de ellas un excesivo sol, otras veces una excesiva lluvia, y la dañan los astros y los vientos, y los insaciables pájaros cogen las semillas arrojadas; la cizaña y los abrojos y la grama, contra la que no se puede luchar, agotan las mieses de trigo.

Quizás el estrés vegetal fuera la venganza de una diosa iracunda que los científicos que lo investigamos intentamos reparar.

Mi agradecimiento a ENTRELIBROS http://asociacionentrelibros.blogspot.com.es/por invitarme a una experiencia única y mis felicitaciones por el entusiasmo y el respeto con el que se acercan a todos los públicos.

Gracias a los internos por todas sus atenciones; y os animo a todos a que visitéis su blog: http://lavozdelmako.wordpress.com/tag/entrelibros/.

No olvidaré la despedida de uno de ellos: “¿Sabe una de las diferencias entre los módulos de conflictivos y los de respeto en los que estamos actualmente?”, me dijo; “que en los de respeto hay plantas”.

M. Gagliano et al. 2012. Out of Sight but Not out of Mind: Alternative Means of Communication in Plants PLoS One. 7, e37382.

M. Gagliano. 2013. Green symphonies: a call for studies on acoustic communication in plants. Behavioral Ecology 24, 789-796.

E Wassim Chehab. 2012. Arabidopsis touch-induced morphogenesis is jasmonate- mediated and protects against pests. Current Biology

 

 

 

 

Anuncios