mar

Empezar un blog es como empezar un largo viaje. Nos hacemos a la mar, pues, y pedimos (como el Poeta) que nuestro camino sea largo, lleno de aventuras y experiencias y que muchas sean las mañanas de otoño en las que arribemos con placer a bahías nunca vistas.

Cuatro son los marineros de este barco sin capitán. Los cuatro tenemos en común el habernos dedicado profesionalmente a la investigación científica y nuestro interés adicional por la divulgación.  En cambio, diferimos bastante en nuestros campos de especialización, lo que esperamos contribuya a que este blog sea más variado y, por tanto, más interesante. Tenemos a bordo a un astrofísico, a una bióloga vegetal, a un experto en conservación de la naturaleza y a un microbiólogo metido a bioinformático. Algunos detalles biográficos sobre los autores de este blog pueden leerse aquí.

 

¿Por qué escribir? En primer lugar, porque compartir noticias e ideas es divertido. Esa es también la principal razón para dedicarse a la ciencia. Porque es divertida. Sabemos que hay otros muchos blogs y foros con un propósito similar y estamos deseando unirnos a la fiesta. Esperamos poder aportar algo y también esperamos aprender algo.

 

En un plano más serio. Pensamos que la ciencia es algo más que la mera publicación de unos datos de investigación, de aquí la necesidad de levantar la cabeza y preguntarnos cómo se integran estos datos en nuestros esquemas mentales. Cómo se integran y relacionan con el resto de nuestras ideas. Y este proceso no ocurre de forma espontánea. Hay que sacudir el árbol.

La ciencia es una forma de pensar que nos exige cuestionarlo todo y someterlo al riguroso examen de la evidencia experimental. Es un camino duro, ya que la evidencia experimental disponible suele ser notablemente resbaladiza, sobre todo en cuestiones complejas. Deslindar el grano de la paja suele ser complicado, pero no hay más remedio que ponerse a ello. La recompensa es llegar a una visión del mundo con una base mucho más sólida de lo que pueden ofrecer las visiones alternativas basadas en creencias religiosas o ideológicas.

549779_495966450461918_199909691_n

Por último, empezamos este blog en un momento particularmente difícil para la ciencia en España. Después de varias décadas de crecimiento constante, el sistema de investigación, que era extraordinariamente productivo considerando su financiación, esta a punto de irse -literalmente- a pique. A corto plazo, puede que los efectos no se hagan notar y la mera inercia mantendrá el sistema algunos años más. Pero sin investigación científica nos iremos hundiendo en la miseria y en la irrelevancia.

Bienvenidos a bordo.

Anuncios